Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestras Condiciones de Uso.
martes, 02 de junio de 2020  
PRESENTACIÓN SERVICIOS ESPECIALISTAS MÉTODO DE TRABAJO LABORATORIO HEMEROTECA SEDES RRHH
Servicios para empresas y particulares
Servicios para profesionales
Cómo evitar problemas entre el viudo y los herederos del fallecido
La importancia de computar las donaciones en la sucesión del donante
La dificultad de desheredar a un legitimario y sus consecuencias
Posibilidades de defensa de la legítima por parte del heredero forzoso
Revocación del testamento
La acción de rescisión por lesión en la partición de la herencia
La importancia del Protocolo Familiar en la empresa familiar
Pago del Impuesto de Sucesiones
Partición de herencia
La omisión de bienes en el reparto de la herencia
Negativa de la aseguradora al pago del seguro de vida
Negativa de uno de los herederos a la venta de la vivienda heredada
Tributación de los excesos de adjudicación en herencias
Beneficios fiscales de heredar una empresa familiar
Aceptación y repudiación de herencias: opciones de los herederos
Facilidades en el pago del impuesto sobre sucesiones y donaciones
Sucesión de empresa familiar dedicada al arrendamiento de inmuebles
Reducción de empresa familiar en Impuesto de Sucesiones y Donaciones
Utilidad del protocolo familiar en la gestión de empresas familiares
La planificación sucesoria como medio de protección patrimonial
Derecho sucesorio: algunos problemas que plantea la legítima
Servicios para empresas y particulares
Servicios para profesionales
Bonos convertibles en acciones: falta de información
Los productos estructurados como inversiones financieras complejas
Valores Santander: comercialización incorrecta y vías de reclamación
Participaciones preferentes: responsabilidad de entidades financieras
Ir a Laboratorio >>
Pago del Impuesto de Sucesiones

La liquidación del Impuesto sobre Sucesiones, de acuerdo con la normativa tributaria aplicable, debe seguir una serie de pautas cuyo desconocimiento puede acarrear ciertos problemas con la Agencia Tributaria.

En cuanto al plazo para presentar la autoliquidación, es de seis meses desde el fallecimiento del causante, pudiéndose prorrogar dicho plazo otros seis meses, siempre y cuando se solicite la misma ante la Administración antes de cumplirse los cinco primeros meses desde el fallecimiento.

Los Modelos oficiales habilitados para realizar la declaración y autoliquidación correspondiente son los Modelos 650 y 660.

La Administración competente será la correspondiente al lugar donde el causante tuviera su residencia habitual hasta el fallecimiento, es decir, el lugar del pago será el correspondiente a la residencia habitual, al margen de dónde se encontraren los bienes a heredar.

Por residencia habitual se debe entender aquel domicilio en que el causante tuviere su residencia durante más días en los últimos cinco años anteriores al fallecimiento, salvo en el País vasco y Navarra, en las cuales se considerará residencia habitual al territorio en el que hubiere vivido un mayor número de días del año inmediatamente anterior al fallecimiento.

La documentación a presentar ante la Administración para su debida liquidación y teniendo en cuenta que esto puede cambiar de acuerdo a la normativa autonómica aplicable para cada Comunidad Autónoma, sería la siguiente:

  • Certificación de defunción del causante y certificado de últimas voluntades.
  • Copia autorizada del testamento.
  • Certificados de seguros de vida, en su caso.
  • Escrituras de propiedad y notas simples registrales de los bienes integrados en la masa hereditaria.
  • Últimas liquidaciones de pagos de impuestos, como el IBI.
  • Relación de posibles deudas pendientes del causante.

Dichos documentos, son, a priori, los más solicitados por las distintas Administraciones, pero cabe tener en cuenta que las normativas aplicables pueden diferir al respecto, por lo tanto, es aconsejable ponerse en contacto con su Administración competente antes de dirigirse a la Oficina para liquidar dicho impuesto.

Otro impuesto que debe tenerse en cuenta en asuntos de Herencias, es el Impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana (IIVTNU).

El Impuesto de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, antes conocido como Plusvalía Municipal, es un impuesto directo que grava el incremento del valor que experimentan dichos terrenos y se ponen de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce.

Los sujetos pasivos de este impuesto están obligados a presentar la correspondiente declaración que determine la ordenanza respectiva, debiendo prestar atención al sistema de autoliquidación establecido por cada Ayuntamiento.

El plazo para liquidar este impuesto es de seis meses, prorrogables hasta los doce meses con previa solicitud del sujeto pasivo.

¿Tiene algún problema o alguna duda que podamos resolverle?
Formule su consulta y le orientaremos gratuitamente
Consulta
Email:
Nombre:
Teléfono:
Dirección:
Poblacion:
Provincia:
GRUPO UNIVE SERVICIOS JURÍDICOS SL le recabará los datos necesarios para poder responder a la consulta formulada y poder solicitarle información relacionada en caso de ser necesario. También le informamos de sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad de datos u oposición, incluida la oposición a decisiones individuales automatizadas, así como el ejercicio de derechos ante la autoridad de control. Política de privacidad
VOLVER ATRÁS >>
Grupo Unive (menciones legales) · Política de Cookies · info@unive.es · 900 103 382 · Horario de Atención Comercial de 9:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:00 · Versión Móvil